Escríbenos Te llamamos
Mándanos un mailMándanos un mail
Haz click en:Copiar mailoAbrir mail
Mail copiado
Menu
chat WhatsappTeléfonocómo llegar

Terapia de pareja

Detalles

PEQUEÑAS CUESTIONES GRANDES PROBLEMAS

Es un proceso terapéutico para ayudar a las parejas a resolver sus problemas de relación y convivencia

Se tomarán las medidas necesarias para mejorarla o finalizar la relación.

Somos criaturas de costumbres y según vamos creciendo aprendemos de nuestros padres la manera “correcta” e “incorrecta” de hacer las cosas.

Con el tiempo llegamos a embarcarnos en una relación seria, pero seguimos firmemente atados a esas maneras de hacer las cosas. Y en el momento en que nos damos cuenta de que nuestro partenaire tiene unas formas totalmente diferentes es cuando empiezan los problemas.

Con seguridad tú no eres una excepción a esta regla

Puede que tu pareja y tú estéis de acuerdo en un amplio abanico de cosas, pero quizás no lo estéis tanto en otras. Puede que incluso vuestra discrepancia sea absoluta en alguna de ellas. Imagínate que tu tienes una manera de aprovechar la pasta del tubo de dientes que siempre entendiste como la única razonable. Siempre estuviste segura de que la manera más práctica y correcta de usar el tubo es exprimirlo desde el fondo e ir enrollando la parte vacía hacia el principio del tubo.

Tu querido compañero lo hace “mal”

Tiene la “manía” de exprimirlo por la mitad. Ahora puede que estés pensando que no vamos a hacer una montaña de un grano de arena, pero todos tenemos más o menos unas ataduras a ciertas maneras de hacer las cosas que tienen efectos en cuestiones de la intimidad.

En los primeros tiempos de vuestra relación seguro que le vas a pedir de la manera más dulce posible que por favor intente aprovechar la pasta de dientes apretando el tubo desde el fondo,…Vale!, de la forma “correcta”. El te va a mirar con un aire sorprendido, como si estuvieses un poco loca, moverá su cabeza o se reirá y luego se irá sin haber soltado todavía esa risa de incredibilidad. Queda claro que no parece que se vaya a tomar en serio la idea de cambiar su manera de aprovechar la pasta de dientes.

Cada vez que entras en el cuarto de baño y ves tu tubo retorcido se te pone un nudo en el estómago y piensas:” ¿Por qué no hace las cosas correctamente?”. Incluso alguna vez pensaste que la solución sería comprar dos tubos, pero la idea de que aún así, el hecho de ver uno de ellos retorcido encima del lavamanos te iba a molestar igual, te desanimó.

Tu sabes que esa una estupidez preocuparse por eso y que un par de veces al día te vas a seguir encontrando con la visión del tubo retorcido.

Finalmente decides buscar una solución a tu dilema haciendo un cambio en tu mentalidad, dentro de ti

Justo entonces y allí mismo empiezas a buscar la belleza escondida detrás de lo que hasta ahora estabas mirando como una molesta imperfección. Agarras el tubo de pasta dental, lo colocas en la palma de tu mano y te preguntas: ¿qué hay de bueno detrás de esta historia? El tubo, testigo impertérrito de tus búsquedas, te paras, buscas en tu interior y la respuesta se te presenta sencilla y dulcemente:! Gracias a Dios mi compañero cuida su dentadura!

Ahora, cada vez que ves el tubo retorcido junto al lavamanos, sonríes sabiendo que vas a compartir tu vida con un apersona que muy probablemente termine con su dentadura perfecta por lo diligentemente que la trata.

Todos metemos atribuciones, fantasías y memorias en una relación con nuestro radar en alerta máxima a nuestro: “así es correcto”, “así no es correcto.

Lo más estúpido de todo es que la mayoría de nosotros nunca caemos en la cuenta de que disponemos de la posibilidad y la habilidad para cambiar nuestros pensamientos y nuestras creencias.

Como seres humanos tenemos la magnífica capacidad de escoger entre varias opciones. Podemos decidir en cada momento nuevas opciones acerca de nuestras costumbres, creencias y maneras de hacer las cosas.

En lugar de hacer esto la mayoría de nosotros culpamos a nuestros compañeros y con rapidez nos dejamos llevar por el hábito de hacer juicios críticas o por el resentimiento.

Cuando se juntan muchas pequeñas diferencias en un matrimonio o en una relación, entre todas pueden añadirse a ese otro Gran Problema que acabará destruyéndola.

 Así que si estás en una relación, te recomendaría que te tomases un momento cada día para pensar en algo de tu compañero que te fastidia, una costumbre, un hábito que no compartas

¿Puedes introducir un cambio en tu mentalidad?

¿Serás capaz de percibir la belleza escondida detrás de esa imperfección?.

¿Hay algo en ello por lo que puedas estar agradecido?

No siempre es fácil hacer estos cambios, así que no debes sentir frustración si no eres capaz de conseguirlo en unos minutos, pero si estas recibiendo señales de frustración o desmoralización o te sientes inseguro sobre la continuidad de tu relación, es el momento en que debes agradecer a tu cuerpo que te haya alertado de que algún tipo de bloqueo mental está impidiendo que disfrutes de ti mismo de tu partenaire y de la vida.

Basado en: How Toothpaste Taught Me Relationship Happiness.

www.arielleford.com


Leer másLeer menos
Terapia de pareja: Especialidades de Juan Sepúlveda y José Luis Álvarez Psicólogos
Consúltanos por Whatsapp
Solicitar más información
Por favor, revisa los campos seleccionados
Antes de firmar/enviar tu solicitud, lee y acepta nuestra información básica sobre protección de datos, contenida en nuestra política de uso de datos

Gracias por contactar con nosotros

En la mayor brevedad posible nos pondremos en contacto con usted

haz clic para copiar mailmail copiado