Escríbenos Te llamamos
Mándanos un mailMándanos un mail
Haz click en:Copiar mailoAbrir mail
Mail copiado
Menu
chat WhatsappTeléfonocómo llegar

Psicología Actual

LA MANERA MÁS RÁPIDA DE RELAJARSE FÍSICA Y MENTALMENTE

¿Cuál crees tú, que es la manera más rápida de hacerlo? Sin ninguna duda la mayor parte dela gente contestaría que hacer unas cuantas respiraciones lentas y profundas, sin embargo nos encontramos con que algunos estudios nos muestran que en realidad esa práctica aumenta la alerta perceptiva. Se despiertan los circuitos de la percepción para prestar más atención tensando los músculos para prepararlos para la acción. Respirar profundamente es bueno para mejorar la focalización y conseguir objetivos.

Todos damos por hecho que la respiración profunda nos aporta relajación pero no nos hemos tomado en serio la molestia de definirlo detalladamente. MARK WALDMAN dedicó doce años a investigar la relajación neurológica y entiende que cuando hablamos de relajación cerebral nos estamos refiriendo a una disminución de la excesiva actividad metabólica, en otras palabras demasiado “mercadeo” cognitivo y emocional. Llegados a este punto, de acuerdo con la investigación, un solo recurso es común a todos los mamíferos y aves: “el bostezar”. Y para la relajación física un ligero y placentero estiramiento, algo que aseguro te resulta familiar por vérselo hacer cada día a tu perro o tu gato cada vez que despiertan. Fíjate que también bostezan al mismo tiempo.

Hay suficientes datos de investigaciones post- morten que nos confirman que el excesivo estrés es altamente dañino para el cerebro, y que la ansiedad crónica y la depresión son estresores que también tienen efecto altamente perjudicial en la función cerebral. Bien, aquí está el problema. Diferentes partes del cerebro permanecen activos en diferentes momentos del día y de la noche, de manera que tenemos que preguntarnos cuál es la cantidad correcta de relajación y cuándo deberíamos ponernos con ello.

Respuesta: cada veinte minutos después de estar concentrados en una tarea. Tres o cuatro bostezos van a relajar tus lóbulos prefrontales, disminuyendo la actividad neuronal en los centros de la atención y de la ansiedad. Cuando esto ocurre vas a sentir que tu mente desconecta, esto quiere decir que se activado el modo de funcionamiento automático y que un estado cercano al soñar despierto va a permitir a otras partes del cerebro a resolver los problemas en modo no verbal.

De acuerdo con un artículo Scientific American ese estado de relajado-soñar-despierto recarga los almacenes del cerebro de atención y motivación optimiza la creatividad y la productividad y es fundamental tanto para alcanzar los máximos niveles de rendimiento como para anclar las memorias dela vida de cada día.

Una mente libre a su aire nos desapega del tiempo, de manera que podemos aprender del pasado y hacer planes para el futuro.

Estos momentos de respiro pueden incluso ser necesarios para mantener la propia orientación moral en relación con el trabajo y el sentido del ser.

Traducido libremente a partir de Mark Waldman








haz clic para copiar mailmail copiado