Escríbenos Te llamamos
Mándanos un mailMándanos un mail
Haz click en:Copiar mailoAbrir mail
Mail copiado
Menu
chat WhatsappTeléfonocómo llegar

Psicología Actual

PARA MEJORAR TU MEMORIA, NO HAGAS NADA.

DEJA QUE TU CEREBRO VAGUEE

Si buscas una excusa para dejarte llevar por la pereza y al mismo tiempo estar mejorando tu memoria, hay buenas noticias para ti.

La mejor ayuda que necesitas para recordar algo que ocurrió recientemente es algo tan sencillo como sentarte en una habitación oscura, cerrar los ojos y descansar diez minutos. Ya está.

Es una técnica de la que ya se hablaba hace cien años, pero que los científicos necesitaron todo este tiempo para ser conscientes de sus implicaciones.

Ahora este simple, pero potente método para mejorar tanto la memoria a corto plazo como a largo plazo está disponible para cualquiera que quiera usarlo, incluidos aquellos que ya están sufriendo pérdidas de memoria.

Veamos por qué es tan poderoso.

Allá por 1900 los psicólogos alemanes Muller y Pilznecker empezaron a hablar del concepto de consolidación de la memoria. Se dieron cuenta de que los nuevos datos necesitan tiempo para fijarse en la memoria. El cerebro necesita calma por varios minutos después de aprender, sino la cantidad de información retenida será menor.

Diseñaron una serie de cuarenta experimentos para poner a prueba su teoría. En uno de ellos por ejemplo, daban a los participantes poco tiempo para recordar una lista de sílabas sin sentido. Luego la mitad del grupo recibía una segunda lista para aprender inmediatamente, mientras que la otra mitad tenía que hacerlo después de seis minutos de un reconfortante descanso.

Pasados noventa minutos se verificaba el nivel de recuerdo. El grupo que recibió el segundo test al momento mostraba un nivel del 28% de promedio, mientras que los que se habían tomado un descanso llegaban al 50%.

Este trabajo no fue apreciado seriamente hasta que el neuropsicologo de la Universidad de Aberdeen- Escocia Sergio Dellia Sala, y Nelson Cowan de la Universidad e Missouri, colaboraron en un estudio pionero en el 2004.

Once veces más información retenida

Compararon seis personas de edades comprendidas entre 25 y 70 que habían sufrido pérdida de memoria debido a un derrame cerebral o a un accidente con seis sujetos control sanos. A los doce se les leía una lista de quince palabras. Algunos tenían que recordar la lista después de mantenérseles ocupados con otros tests durante diez minutos, mientras que otra parte descansaba en una habitación oscura el mismo período de tiempo.

La diferencia entre los que descansaron y los mantenidos ocupados fue considerable. Los primeros fueron capaces de recordar tres veces más palabras, casi igual que los sujetos sanos,

En una segunda parte del estudio los sujetos escuchaban historias y sesenta minutos después tenían que responder a preguntas sobre lo que habían oído.

Aquellos que tenían problemas de memoria y no descansaron apenas pudieron contestar correctamente un 7% de las preguntas, comparado con un rendimiento del 79% entre los que habían tenido un período de descanso. Es un impactante aumento de once veces en la información retenida. Entre los voluntarios sanos el recuerdo se incrementó en alrededor de un 30% de promedio.

Consolidar la memoria lleva su tiempo

Seis estudios de seguimiento replicaron estos hallazgos, tanto en jóvenes como en mayores, así como entre sujetos con leves problemas de memoria y en fases iniciales de Alzheimer. Uno de estos experimentos demostró que el período de descanso también es beneficioso para la memoria espacial, siendo los participantes capaces de recordar la situación de diferentes ubicaciones siete días después.

La psicólogo Michaela Dewar de la Heriot-Watt University de Escocia, formó equipo con Dellia Salla y Cowan para algunos de sus proyectos. Describió el punto en el que nosotros nos damos cuenta de la nueva información como:” un temprano estadío en la formación de la memoria y que luego tienen que ocurrir procesos neuronales después de este paso para que nosotros seamos capaces de recordar esa información pasado un tiempo”.

Nuestros descubrimientos sostienen la visión de que la formación de nuevas memorias no se completa en el plazo de unos segundos. Es más, nuestro trabajo demuestra que las actividades en las que estamos embarcados los primeros minutos después de haber aprendido algo nuevo, afectan seriamente a cómo de bien vamos a poder recordar esta información dentro de una semana”.

Los trabajos de este grupo de investigación también fueron refrendados por Lila Davachi, profesora asociado de psicología en la New York University quien encontró un incremento de comunicación entre el hipocampo – un importante centro de la memoria- y partes del cortex visual en los momentos de descanso despierto. Esto tenía importantes efectos en el recuerdo en los sujetos de las investigaciones.

De manera que si quieres recordar lo expuesto en este artículo, lo mejor es que dejes la pantalla por un momento, cierres las cortinas, te sientes y no hagas absolutamente nada en diez minutos. Deja que la calma y el descanso te ayuden a retener la información.

Traducido libremente de Lee Euler

http://www.awakeningfromalzheimers.com/to-boost-your-memory-let-your-mind-wander/








haz clic para copiar mailmail copiado